Reseña

RESUMEN - En los años finales del siglo XIX Cuba exhibía una difícil situación higiénico-sanitaria marcada por epidemias que cobraban la vida de cientos de sus ciudadanos o los dejaban incapacitados por largos períodos de tiempo o de por vida producto de la destrucción provocada por las guerras de independencia y la inhumana política de reconcentración de la población desarrollada por Valeriano Weyler. Los salubristas de aquellos tiempos encabezados por el Dr. Carlos Juan Finlay elaboraron el Manual de prácticas sanitarias para que sirviese de instrucción o de guía a funcionarios y médicos para establecer un criterio general, una base común en que sentar el concepto o los procedimientos acerca de las enfermedades transmisibles de declaración obligatoria, la manera de realizar la prevención y la defensa contra las mismas, así como los medios de profilaxis general o de saneamiento a los fines de la Higiene pública.  En tal sentido este trabajo se propone ofrecer, a las nuevas generaciones de salubristas cubanos, una reseña de dicho manual el cual tiene gran vigencia en los tiempos que corren.

MSc. María del Carmen Hinojosa Álvarez, Lic. Silvia Serra Larín

adobe_pdf_icon Ver texto completo