Tesis

Autora: Lic. Dianelys Domínguez Álvarez. Profesor Instructor. Aspirante Investigador.

Tutora: MSc. Dra. Santa Caridad González O’Farril. Profesora Auxiliar, Investigadora Agregada.
Asesores: MSc. Dra. Raquel Castanedo Valdés. Profesora Auxiliar Consultante. Investigadora Agregada.
Dr. Ángel Ernesto Sierra Ovando, PhD. Profesor e Investigador Titular A. Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.
Bioestadística: Lic. Karen Alfonso Sagué.

adobe_pdf_icon [Trabajo de tesis para optar por el título de Máster en Nutrición en Salud Pública].
La Habana: INHEM; 2016.

RESUMEN
Las enfermedades cardiovasculares están precedidas por un largo periodo latente asintomático lo cual provee una valiosa oportunidad para prevenirla. Con el objetivo de caracterizar a una población adulta aparentemente sana según factores nutricionales de riesgo cardiovascular se realizó un estudio observacional descriptivo y transversal a 40 personas del municipio Cerro, Policlínico Girón. Se midió la tensión arterial, se tomo el peso, la talla, circunferencia de cintura, se calculó índice de masa corporal, índice cintura cadera, índice cintura talla. Se realizaron exámenes de laboratorio: glicemia, colesterol, triglicéridos. Se aplicó encuesta de frecuencia semicuantitativa de consumo de alimentos evaluándose en el programa Ceres+ los porcentajes de adecuación de los macronutrientes, vitamina C y E. La relación grasa animal/grasa vegetal y relación grasa saturada/poliinsaturada (≤normal, >1 elevada), colesterol dietético (<300 mg normal, >300 mg elevado). En los principales resultados se halló pre hipertensión en el 54.55% de las mujeres y el 44.44% de los hombres. Predominó el Sobrepeso grado 1 en hombres (50%), la circunferencia de cintura incrementada (27.27%) y muy incrementada (27.27%) en mujeres, el índice de cintura cadera resultó inferior (83.33%) en la mayoría de los hombres, el índice de cintura talla presentó mayor riesgo en el sexo femenino (54.55%). En la mayoría de las féminas (86.36%) los triglicéridos se comportaron normal. El 38.89% de hombres tuvo ingesta adecuada de energía, el 44.44% posiblemente insuficientes en proteínas y 72.22% en vitamina C. Se encontró grasa total en exceso en 72.73% de las mujeres. En las relaciones entre los ácidos grasos se presentó mayor consumo de saturados en el sexo masculino (86.36%). La ingesta de colesterol fue mayor en hombres (66.67%). Se pudo concluir que la pre hipertensión constituyó un importante hallazgo en ambos sexos. Los indicadores antropométricos detectaron factores de riesgo cardiovascular de gran magnitud en la población estudiada. Existieron deficiencias en el por ciento de adecuación del consumo de alimentos y excesos en la ingesta debido al desconocimiento en cuanto a la cultura alimentaria de una dieta balanceada.

Autora: Dra. Ana Amelia Pino Álvarez – Doctora en Medicina. Especialista de I Grado en Medicina General Integral y Medicina Interna.

Tutora: Dra. Georgina María Zayas Torriente – Doctora en Medicina. Máster en Nutrición. Profesora e Investigadora Auxiliar.

adobe_pdf_icon [Trabajo de tesis para optar por el título de Máster en Nutrición en Salud Pública].
La Habana: INHEM; 2016.

RESUMEN
Se desarrolló un estudio descriptivo de corte transversal en la consulta de VIH/sida del municipio Cerro de La Habana, para evaluar el estado nutricional e inmunológico y entre el uso de inhibidores de las proteasas y alteraciones del metabolismo de los lípidos. Se evaluaron 167 pacientes seropositivos al VIH, entre 20 y 59 años. Se realizó evaluación antropométrica, bioquímica, clínica e inmunológica y dietética. Se analizaron los datos con el programa IBM® SPSS® Versión 21. Para variables cualitativas se utilizó por cientos y para cualitativas: media y desviación estándar (DE), las asociaciones se hicieron mediante prueba de Chi cuadrado o el test exacto de Fisher para cualitativas y para análisis de asociaciones en cuantitativas la prueba de t de Student. El coeficiente de correlación de Pearson para relación entre cuantitativas, se consideró significativo una p‹ 0.0005. La edad promedio fue 39,90 años, predominando el sexo masculino (81,44%), el 44,31% tenía diagnóstico de SIDA, el tiempo de evolución de la infección fue 6,17 años y con SIDA de 5,23 años de promedia, se encontró lipodistrofia en 50,9%, y no se relacionó con los inhibidores de las proteasas, el 63,4% estaba normopeso y la deficiencia energética crónica se detectó en 16,1% (Índice de masa corporal ‹ 18,5 Kg/m2), el 14,3% presentó inmunosupresión severa y en ellos se detectaron anemia y disminución de lípidos. La inmunodeficiencia fue más frecuente entre los pacientes con ‹ 18,5 Kg/m2; aunque, no fue  significativa con p0,074. Predominó el peso adecuado, no se detectaron modificaciones del estado nutricional asociadas al estado inmunológico, la anemia se relacionó con la inmunosupresión así como valores bajos de colesterol aunque sin significación estadística para este último, no se observaron alteraciones en los lípidos atribuibles a inhibidores de proteasas y el consumo dietético se consideró adecuado.